Aprendizaje como proceso de construcción, deconstrucción y reconstrucción de saberes.

Para la Institución Educativa “Maxwell”, la experiencia de aprender debe ser en sí misma una experiencia de construcción de la personalidad.

El saber por saber no tiene sentido si ese conocimiento no ayuda a conocerse y conocer, a comprenderse y comprender, construirse y construir a uno mismo y al mundo que lo rodea.

Construir conocimientos implica apropiarse de ellos, hacerlos significativos, comprender sus relaciones con el mundo y con la historia de la humanidad.

Construir es una experiencia edificante de empoderamiento.

De construir significa desposeerse de lo aprendido como experiencia viva de la naturaleza humana que se equivoca, que se renueva, que recrea, que es capaz de superarse a sí misma.

Reconstruir nos pone frente a la conciencia y responsabilidad de lo actuado y sus implicancias nos confrontan con la perspectiva de futuro en el cual siempre hay una   posibilidad de esperanza si uno se compromete en su construcción.

Construir, de construir, y reconstruir saberes no es pues sólo una metodología para el aprendizaje de contenidos. Para la Institución Educativa “Maxwell” es hacer pasar al alumno por la experiencia de construirse a sí mismo como persona individual y social y hacer que    todas las comunidades educativas se reconozcan involucrados y participantes de ese    mismo proceso.